domingo, 3 de mayo de 2015

EHRLICHIOSIS CANINA

La ehrlichiosis canina también es conocida como:Ricketsiosis Canina, Fiebre Hemorrágica Canina, Enfermedad del Perro Rastreador, Tifus de la Garrapata Canina, Desorden Hemorrágico de Nairobi y Pancitopenia Tropical Canina.
Es encontrado a nivel mundial y su distribución está relacionada con la ubicación de la garrapataRhipicephalus sanguineus, la cual transmite la enfermedad.
Hay tres etapas de la ehrlichiosis, cada uno varía en su severidad. La fase aguda, que se da varias semanas después de la infección, puede durar hasta un mes, y ocasiona fiebre y trastornos de la sangre, esta se presenta con más frecuencia en la primavera y el verano.
La segunda etapa, llamada fase subclínica, no tiene signos externos y pueden durar hasta cinco años. Si el sistema inmunológico del perro infectado es incapaz de eliminar el microorganismo Ehrlichia, la tercera y más grave de la infección, la fase crónica, se iniciará, presentando posibles trastornos neurológicos, oftálmicos, enfermedad renal, anemia y cojeras. Esta fase podría ser fatal.
CAUSA DE EHRLICHIOSIS
Los organismos de Ehrlichia son lo que llamamos “Rickettsia”, que en la escala evolutiva están entre las bacterias y los virus. Ehrlichiosis en los perros es más comúnmente causada por Ehrlichiacanis, E. chaffeensis, E. ewingii y posiblemente E. ruminantium. Hay múltiples cepas de Ehrlichia, afectando las diferentes especies de animales y algunos también afectan a las personas.

TRANSMISION

La enfermedad es transmitida por la picadura de la garrapata marrón del género Rhipicephalus sanguineus infectada con E. canis, al alimentarse al menos por 24-48 horas en el animal.
La garrapata se infecta  cuando está en la fase de larva o ninfa al alimentarse de perros con rickettsias y transmiten la infección a perros susceptibles durante por lo menos 155 días después de la infección. La mayoría de los casos se producen en las estaciones cálidas donde aumenta el número de garrapatas.La infección también puede adquirirse por transfusiones sanguíneas, con donadores seropositivos a Ehrlichia.Los humanos, perros, gatos y otros animales domésticos pueden adquirir accidentalmente la enfermedad.
Los perros no transmiten la enfermedad a los seres humanos, son las garrapatas las que transmiten el microorganismo.

SIGNOS CLINICOS

Hay una gran variedad de signos clínicos que se pueden presentar en esta enfermedad debido a muchos factores, incluyendo diferencias en las cepas de Ehrlichia,  las razas de perros, infecciones concomitantes con otras enfermedades transmitidas por garrapatas y el estado inmunitario del perro.

FASE AGUDA

Se desarrolla de 1-3 semanas después de la picadura de la garrapata infectada y los síntomas duran generalmente de 2-4 semanas.
Se presenta depresión, disminución del apetito, fiebre, aumento del tamaño de los linfonodos y del bazo, vómitos, secreciones nasales, cojeras, dificultad al respirar y pérdida moderada de peso.
Los perros pueden presentar tendencia al sangrado, petequias y equimosis en piel  y en las membranas mucosas (lesiones pequeñas de color rojo) y ocasionalmente sangrados por la nariz.
Los signos oculares son frecuentes e incluyen uveítis (inflamación de la úvea, lámina intermedia del ojo situada entre la esclerótica y la retina.), hipema (presencia de sangre en la cámara anterior del ojo.) y puede haber desprendimiento de retina y ceguera

FASE SUBCLINICA

El animal puede parecer normal o mostrar sólo anemia leve, esta fase puede durar hasta cinco años y el perro o bien elimina Ehrlichia del cuerpo o la infección puede progresar a la fase crónica.

FASE CRÓNICA

Esta fase se manifiesta con debilidad, depresión, anorexia, pérdida crónica de peso, palidez de mucosas, fiebre y puede desarrollarse edema en miembros posteriores y escroto, inflamación de los ojos, artritis, insuficiencia renal y glomerulonefritis (inflamación del riñón).

Al igual que en la fase aguda puede presentarse  petequias y equimosis dérmicas y de membranas mucosas (lesiones pequeñas de color rojo) y sangrado por la nariz.

SIGNOS NEUROLÓGICOS

Se deben a hemorragias y compresión de vasos sanguíneos alrededor de las meninges, ocurre progresiva pérdida en la locomoción de los miembros posteriores y disminución en los reflejos.

D I A G N Ó S T I C O

El diagnóstico se basa en los síntomas clínicos típicos y los resultados de los análisis de sangre especiales. Los análisis de sangre muestran anormalidades en el número de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Por medio de un frotis de sangre observado al microscopio, se determina la presencia del organismo Ehrlichia, que es visto dentro de un glóbulo blanco. El organismo se puede encontrar solamente en el torrente sanguíneo por unos pocos días durante la fase aguda de la enfermedad, así que este método de diagnóstico puede pasar por alto algunos casos de la enfermedad.
Dos pruebas de sangre para detectar anticuerpos del perro a Ehrlichia están disponibles. Uno se llama la inmunofluorescencia indirecta (IFA), y el otro se conoce como una prueba de ELISA.
Durante la fase aguda de la infección, sin embargo, la prueba puede ser un falso negativo debido a que el cuerpo no ha tenido tiempo para producir anticuerpos a la infección. Además, si un perro es extremadamente enfermo, puede no ser capaz de producir suficientes anticuerpos para ser detectados con precisión. Por lo tanto, la prueba tendrá que repetirse 2 semanas después si el primer resultado es negativo.
Un examen más nuevo de diagnóstico llamado Pruebas de PCR, determina la presencia del organismo en sí y no de anticuerpos. Por desgracia, no distingue entre uno vivo y uno muerto. Por esta razón, generalmente se recomienda llevar a cabo el PCR junto con una de las pruebas de anticuerpos para hacer un diagnóstico.
DIAGNOSTICO DIFERENCIAL
Se complica el diagnóstico a Ehrlichia, cuando el animal se encuentra infectado con otra de las enfermedades transmitidas por la garrapata, tales como Babesia, enfermedad de Lyme, fiebre de las Montañas Rocosas y Bartonella, debido a la sintomatología que empeora el estado del animal, dificultando así el diagnostico.
Otras enfermedades que presentan síntomas similares, pero que no son transmitidas por la garrapata son: endocarditis, lupus eritematoso sistémico, linfosarcoma, toxicidad de los estrógenos y otras enfermedades multisistémicas relacionadas con la disfunción de órganos específicos (por ejemplo, glomerulonefritis).

TRATAMIENTO

El tratamiento de la ehrlichiosis para la fase aguda, implica el uso de antibióticos como la doxiciclina durante un período de al menos 6 a 8 semanas y por lo general se produce una mejoría del paciente dentro de las 24-48 hs de instaurado el tratamiento.
El fármaco, dipropionato de imidocarb, se utiliza en combinación con los antibióticos, combatiendo la richettsia.
Se administra fluidoterapia de apoyo para la deshidratación y/o transfusiones sanguíneas si el animal presenta un grave estado anémico. Las transfusiones sanguíneas no aumentan significativamente las plaquetas por lo que a menudo es necesario administrar un plasma rico en plaquetas.
Algunos de los daños causados ​​por Ehrlichia pueden ser debido a la propia respuesta inmune del perro para el organismo, por lo cual el uso de corticoides, como prednisolona, es necesario durante la etapa temprana de la enfermedad, en dosis inmunosupresoras, por 2 a 7 días.
Un paciente que no muestra mejoría clínica después del tratamiento debe considerarse  otra causa de enfermedad o una causa que la agrava.
El tratamiento de la forma crónica severa de la enfermedad es prolongado y el pronóstico de esos perros pancitopénicos (reducción del número de plaquetas, glóbulos rojos y blancos de la sangre) es grave, es posible que en estos casos se pueda utilizar filgastrim o eritropoyetina, el cual estimula la producción de eritrocitos.

PRONOSTICO

El pronóstico es bueno para los perros con ehrlichiosis aguda si el animal está debidamente tratado.
Para los perros que han llegado a la etapa crónica de la enfermedad, el pronóstico es reservado.
Cuando se produce supresión de la médula ósea y hay niveles bajos de células sanguíneas, el animal no responde al tratamiento y podría morir por las infecciones bacterianas secundarias o hemorragias incontrolables.
La enfermedad puede regresar, especialmente durante los períodos de estrés.
Los Pastores Alemanes y Doberman Pinschers tienden a tener una forma crónica más grave de la enfermedad.
Se debe medir de nuevo los título de anticuerpos de E. canis, dentro de los 6 meses de la enfermedad para confirmar el éxito de la terapia.
La enfermedad no deja protección por lo que un paciente curado de ehrlichiosis puede volver a infectarse, sobre todo cuando viven en ambientes donde la garrapata se desarrolla. 

PREVENCION

  • Hay muchos métodos para el control de las garrapatas, incluyendo baños, aerosoles, pipetas y collares a base de piretroides, amitraz, fipronilo e imidacloprid o ya bien, combinaciones de estas.
  • Evitar áreas infestadas de garrapatas.
  • Mantenga el césped y maleza recortada en su patio, y en las áreas donde las garrapatas son un problema grave.
  • Considerar el tratamiento del patio y área de la perrera con aerosoles.
  • Revise su perro todos los días en busca de garrapatas y retirarlas tan pronto como sea posible (Las garrapatas debe alimentarse por lo menos 24-48 horas para difundir Ehrlichia).
  • Si el control de garrapatas no es factible, se puede utilizar dosis bajas de tetraciclina o doxiciclina diariamente durante la temporada de garrapatas.
  • Uso de donantes seronegativos para transfusiones sanguíneas.
  • No existe una vacuna para la ehrlichiosis.

PUEDEN LAS PERSONAS CONTRAER EHRLICHIOSIS?

Sí. Los síntomas comunes en las personas incluyen fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y dolores musculares. Otros síntomas menos comunes incluyen náuseas, pérdida de apetito, pérdida de peso, dolor abdominal, tos, diarrea y alteraciones en el estado mental.

Las personas no se infectan directamente de un perro, sino a través de una picadura de garrapata. Además, la especie Ehrlichia más frecuentemente implicados en las infecciones humanas es E. chaffeensis.





Fuente: GeoSalud

No hay comentarios:

Publicar un comentario