miércoles, 30 de marzo de 2016

¿LEISHMANIA EN LECHE MATERNA?

¿Es posible la transmisión de Leishmania infantum por la leche o por vía venérea?
L. infantum se aísla en semen y glándulas mamarias de animales infectados por el parásito.


Un equipo de investigadores brasileños afirman haber detectado por primera vez L. infantum en el fluido seminal y el útero de perros y perras infectados de forma natural, así como también ha aislado el parásito en el interior de los canales de las glándulas mamarias.

Investigadores brasileños han publicado un artículo que se planteó con el objetivo de evaluar la presencia de Leishmania infantum en el tracto genital de perros y perras y en las glándulas mamarias de estas, así como analizar las alteraciones histológicas que produce el parásito en estos órganos.

Se incluyen en el estudio 22 perros y 20 perras seropositivos a L. infantum, en los que también se había aislado el parásito. Se obtuvieron muestras e tejido de prepucio, glande, epidímo, testículo, próstata, vulva, vagina, útero, trompas uterinas y glándulas mamarias, que se analizaron mediante inmunohistoquímica e histopatología. Las muestras que se utilizaron para cultivo e hibridación in situ se extrajeron de testículo, epidímo y útero. Además, se extrajo fluido seminal del epidímo para su cultivo.

34 animales (85% de los incluidos en el estudio), de los que 18 fueron perros y 16 perras, resultaron positvo a Leishmania; 27 eran asintomáticos a pesar de ser portadores del parásito. Del totoal de perras, en 13 de ellas se aisló L. infantum de la glándula mamaria y según indican los autores, en este estudio se ha logrado aislar el protozoo por primera vez del fluido seminal y del útero de canes infectados de forma natural.

La carga parasitaria y la intensidad de la reacción inflamatoria fueron mayores en el prepucio y glande de los perros infectados, mientras que en las hembras ambos parámetros fueron mayores en la vulva y las glándulas mamarias.
Además de la inflamación se observaron también degeneración, atrofia y necrosis testicular, así como ausencia de espermatogénesis.

La detección de amastigotes en la luz de los canales mamarios indica la posible eliminación del parásito en la leche. Los autores afirman que la alta frecuencia de aparición de L. infantum en el tracto genital de perros y perras infectados y la viabilidad del protozoo en el fluido seminal y el útero sugieren la posibilidad de que exista transmisión por vía venérea y también transmisión vertical.

Ocurrence of Leishmania infantum and associated histological alterations in the genital tract and mammary glands of naturally infected dogs. Parasitol Res. 2016 Mar 16

Fuente ARGOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario